Claves para adelgazar sin trucos

Claves para adelgazar sin trucos

Queridos y admirados amantes de la medicina natural, soy Carmen Romances, farmacéutica establecida en Amposta y con un máster de nutrición y dietética con más de 20 años de experiencia en la medicina natural. Este post no pretende ser científico, sino que pretendo aportar mi experiencia como farmacéutica, conocedora de la medicina natural y la nutrición. En las siguientes líneas vamos a comentar varios trucos para adelgazar.

Lo que hay que saber sobre el balance calórico

El balance calórico es un término que se utiliza en el ámbito de la nutrición y se refiere a las calorias ingeridas vs las calorias gastadas. Si lo que se busca es adelgazar, existe una regla de oro para conseguirlo y consiste en generar un déficit calórico o lo que seria lo mismo un balance calorico negativo, es decir, ingerir menos calorías de las que nuestro organismo gasta en un día. De esta forma se consigue que el organismo utilice «las reservas» de energía que se almacenan en forma de grasa. Para generar este déficit calórico necesitamos dos datos: el gasto energético y  las calorías que consumimos durante el día. Estos cálculos nos ayudaran a que seamos, realmente, conscientes de nuestros hábitos alimentarios y de la energía que gastamos (o no) durante el día.

La importancia de los sentidos para adelgazar

Los 5 sentidos, de los que nadie habla en relación con el adelgazamiento, ejercen un papel fundamental en nuestro cerebro a la hora de comer. Todos somos conscientes de lo importante que es que la comida tenga un buen aspecto (la vista), buen olor (el olfato) una textura agradable (el tacto) y, evidentemente, un buen sabor (el gusto). Cuando hace varias horas que no hemos comido, nuestros niveles de glucosa en sangre serán bastante bajos por lo que los sentidos se activan rápidamente produciendo una serie de cambios en para activar diferentes hormonas y neurotransmisores para que sintamos hambre. Es ahí donde podemos influir sobre nuestro cerebro para escoger comida saludable en lugar de comida altamente procesada con una cantidad muy elevada en azúcares, como por ejemplo una hamburguesa con patatas fritas.

Un plato de pescado a la plancha con una guarnición de verduras asadas, sería un ejemplo de comida saludable con una cantidad proporcionada de carbohidratos (azúcar sin procesar procedente de las verduras), proteínas y vitaminas y minerales. Con este tipo de elecciones, conseguiremos adelgazar porque estaremos saciando el hambre a la vez que disminuiremos el consumo total de calorías ingeridas. Además, debemos recordar que las proteínas, procedentes en este caso de nuestro maravilloso pescado, son más saciantes que los azúcares de las patatas fritas y el pan de nuestra hamburguesa.

La ansiedad no nos ayuda a adelgazar

Nuestros ancestros comían necesidad, pero en nuestra sociedad actual hay un exceso de oferta gastronómica que nos lleva a comer, más que por necesidad, por placer.  También es posible que utilicemos la alimentación para llenar un hueco, ese hueco de que se yo …que hace que estemos deprimidos, vacíos o ansiosos. Otras veces no es sólo psicológico sino que el cuerpo se queda sin azúcar y se inician una serie de procesos fisiológicos que hacen que sintamos hambre y queramos comer.

Así pues, es importante poder bajar la ansiedad para que nuestro cerebro reciba la información de que no necesitamos comer. En la naturaleza hay muchos productos saciantes como la espirulina, el glucomanano, y también hay complementos dietéticos que ayudan a que el azúcar este disponible en sangre, como por ejemplo el cromo. A parte, también podemos recurrir a la fitoterapia para reducir esa ansiedad. Ejemplos de ésta serian las infusiones o bien comprimidos de melisa, valeriana y amapola de California que pueden presentarse por separado y también de forma conjunta en una misma presentación. También podemos encontrar en el mercado productos como el ansinatur y el obex que nos ayudara a adelgazar.

El ejercicio físico nuestro gran aliado

Todo esto por lo que a la comida se refiere. Podríamos decir que la alimentación influye en el adelgazamiento en un 80%, pero y ¿el 20% restante? Este pequeño porcentaje se atribuye al el ejercicio físico. Para adelgazar se aconseja: caminar, correr, montar en bici a ritmo suave o cualquier deporte en general que se haga de manera regular. También es importante hacer ejercicios con pesas para conservar la masa muscular y para poder realizar el ejercicio sin temor a sufrir lesiones. Además, la liberación de endorfinas que tiene lugar después de practicar deporte será beneficiosa para reducir esa ansiedad de la que hablabamos antes.

Por lo tanto…

Es decir hay 3 pautas importantes para perder peso: comer sano, comer en cantidad suficiente y no en exceso y hacer ejercicio regularmente, para sentirnos mejor y evitar tener ansiedad. Los complementos dietéticos también pueden jugar un papel importante en nuestro objetivo tal como hemos comentado en los anteriores puntos.

 

Esta entrada tiene un comentario

  1. Un estupendo artículo y bastante aconsejable. Saludos

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito